Texto tomado de Internet  de una página que ya no se encuentra disponible ( la Red Global de PEACE X PEACE) y está publicado en el blog ger-mujerencirculo.

A continuación presentamos algunos pasos sencillos para que puedas formas un círculo de mujeres.

1-Convierta su sueño del círculo en una realidad.
Creer que pertenecer a un círculo mejorará su vida es el primer paso para empezar un círculo.
Escriba su sueño ( su deseo) de iniciar un círculo en un papel y péguelo en un lugar donde pueda verlo a menudo, como por ejemplo, su baño o su computadora.
Comparta su sueño con otras personas e invítelas a unírsele para iniciar el círculo.
Publique un anuncio amistoso en los lugares de reunión locales tales como iglesias, sinagogas, bibliotecas, o ciber cafés. Su mensaje puede ser el siguiente: “Se buscan mujeres que estén interesadas en iniciar un círculo de mujeres”.
Después de que usted haya encontrado a una o dos personas con las que comparta su sueño, usted tendrá un círculo.

2-Establezcan una fecha, una hora y un lugar para la primera reunión del círculo.
Háganlo pronto. Esa primera reunión puede ser la más difícil de organizar. Quizá haya conflictos en sus horarios, pero encuentren la hora adecuada. Cuando tenga problemas para establecer una fecha, regrese a la nota que creó en el paso 1 para que recuerde su sueño.

3-Elaboren un plan para organizar y facilitar el trabajo del círculo.
Con sus compañeras, decida quién será la primera en ayudar a organizar la primera reunión. El liderazgo compartido producirá un círculo de autoayuda en el que todas las personas colaboran para hacer del círculo un ambiente seguro y de apoyo.
El equipo de facilitadores debe saludar a cada miembro, abrir y cerrar la sesión, y guiar la conversación para que todos los miembros sean escuchados y puedan expresarse. Cada miembro se convierte en un líder y juntos son responsables de hacer que el tiempo del círculo sea valioso para todos. Algunos puntos importantes que debemos recordar cuando empezamos son:
Siéntense en círculo. Coloquen las sillas o cualquier tipo de asiento que vayan a utilizar en círculo, de manera que todos los miembros puedan verse y puedan ser escuchados.
Creen sus propios rituales para abrir y cerrar el círculo.
Un ritual puede ser tan sencillo como el que cada persona se presente y exprese con dos o tres palabras lo que espera del círculo. El ritual de cierre puede ser que cada persona exprese lo que la experiencia significó para ella. Algunos desearán un procedimiento más formal. Por ejemplo, los círculos nativoamericanos empiezan con un ritual para honrar a su espacio sagrado, la madre Tierra. Encienden una vela mientras dicen una oración o recitan un poema para honrar el espacio y el tiempo que comparten. Así que sean creativas y desarrollen rituales de apertura y cierre que corrrespondan a la identidad de su círculo.
Adopten sus propios principios del círculo.
La creación de un círculo de paz, en contraposición con la organización de una “reunión de mujeres”, empieza por establecer normas de conducta acordadas que hagan del círculo un espacio sano para todas. Su primer círculo debe iniciarse con la pregunta: “¿Qué necesitamos acordar todas para que este sea un entorno seguro y de apoyo para todas nosotras?”. Hablen sobre cada principio y pidan que haya una retroalimentación por parte de todas.
A continuación presentamos algunos principios del círculo que se han utilizado desde épocas antiguas:
· Permitir que hable una persona a la vez
· Promover una comunicación abierta y franca
· Escuchar activamente, sin prejuicios
· Escuchar con compasión
· Ofrecer experiencias en lugar de consejos
· Invitar al silencio cuando haya duda o necesidad
· Compartir el liderazgo y los recursos.

4-Dénle un nombre a su círculo y establezcan su propósito.
Por medio del consenso decidan el nombre y el propósito de su círculo. Darle un nombre su círculo lo hace una realidad no sólo para cada miembro, sino para aquellos fuera de él. Los tipos de círculos son ilimitados y entre ellos pueden incluirse: un círculo de madres, un círculo espiritual, un círculo de discusión de lecturas, un círculo de estudios religiosos, un círculo para el diálogo entre distintas religiones, un círculo de costura, un círculo de recuperación, un círculo ambiental, un círculo de adolescentes, un círculo de madres solteras, un círculo de mujeres, por mencionar algunos.

5-Decidan quiénes formarán parte del próximo equipo de facilitadores y elaboren un calendario para las próximas fechas.
Como mencionamos, el liderazgo compartido ayudará a evitar que cualquier miembro del círculo se sienta abrumado por la responsabilidad y promoverá la participación y el liderazgo activos por parte de todos los miembros de su círculo, habilidades que empezarán a reflejarse en otros aspectos de su vida también.
Elaborar un calendario claro de sus próximas reuniones también les ayudará a integrar el círculo a sus vidas. Esto les permitirá dejar tiempo libre para él, planear ese tiempo, y esperar con ansia las aportaciones y el apoyo de la próxima reunión.

6-Reúnanse constantemente.
Incluya el tiempo del círculo en su calendario como un evento importante. Mantenga ese compromiso con usted misma, así como lo haría con cualquier cita importante. Habrá algunas veces en las que se sienta muy cansada para ir. Vaya de todas maneras. Esfuércese. Después estará encantada de haber ido. Respetar este tiempo sagrado, le traerá muchos beneficios. Asistir a la reunión esporádicamente creará algo incompleto, ir regularmente construirá un vínculo poderoso y revitalizador.

About the Author -

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *